Por Nilda Mencía

“A mis 63 años de edad, graduarme de guía ecoturístico es lo más grande que me ha pasado, vamos a poner el país en alto”, fueron las palabras de Eugenio Martínez, agricultor oriundo de la Cruz de Altamira, provincia de Puerto Plata, al recibir sus certificados e identificación acreditándole como guía turístico local y de naturaleza para el área del Monumento Natural Pico Diego de Ocampo.

Desde la izquierda: Juan Félix Suero de Cruz Roja, Víctor Almánzar de la SEMARENA, Lic. Rebeca Ureña del CFC, Eugenio Martínez guía ecoturístico, Lic. Iris Pérez Subsecretaria de Estado de Turismo y Lic. Oscar de la Hoz Director de la SECTUR en Santiago. Read more

Lic. Bolívar Troncoso Morales, Máster en Ecoturismo

La Biodiversidad está definida por el número elevado de especies de flora y fauna, y la diversidad de formas de vida existentes, fundamentalmente, en la región Neotropical (enmarcada entre los trópicos de América), a la cual pertenece Dominicana.

Los aspectos que la definen son el número de las diferentes especies que habitan una zona determinada, el grado de diferencia entre las especies (por formas, colores y comportamiento) y la complejidad de las interrelaciones entre individuos y poblaciones de diferentes especies.

De acuerdo a los estudios más recientes de flora y fauna de Dominicana, contamos con unas 5,600 especies de plantas vasculares, de las cuales el 36% son endémicas, o sea, existentes sólo en esta isla Española o de Santo Domingo;

la fauna de vertebrados cuenta con 254 especies de aves, 70 de peces, 60 de anfibios, 141 de reptiles y 33 de mamíferos, con elevados niveles de endemismo: 97% de los anfibios, 83% de reptiles y 17.5 de aves. Esto, sin contar con estudios sistemáticos a nivel nacional que de seguro aumentarían considerablemente el número de especies existentes, especialmente las endémicas y nativas. Read more

SECRETARIA DE ESTADO DE CULTURA
DIRECCIÓN DE TURISMO CULTURAL

Ruta de Turismo Cultural (Mes de Enero)
Por Risoris Silvestre

Iglesia de San DionisioLa Virgen de la Altagracia es reconocida como patrona del pueblo dominicano. Este culto es muy antiguo, se desarrolla en torno a la imagen de la Virgen de la Altagracia, que según la historia, fue traí­da por los hermanos Trejo al Iglesia de San Dioniciopoblado de Higuey en 1514. Pero según la tradición esta imagen fue entregada a un padre para su hija casi en forma milagrosa y al desaparecer la imagen varias veces del hogar de la niña para reaparecer en un Basílica Nuestra Señora de la Altagracianaranjo, esta acción fue interpretada por los lugareños como el deseo de la Virgen de ser colocada en la ermita del pueblo. La imagen fue colocada en la ermita de madera y paja que existía, donde después en 1572, se Fila en la Basílica Nuestra Señora de la Altagraciaconsagró el templo en piedra que se conserva hasta nuestros días, templo de San Dionisio. La imagen fue trasladada a la Basí­lica Catedral Nuestra Señora de la Altagracia, templo dedicado a la Virgen consagrado en Parqueo en la Basílica Muestra señora de la Altagracia1954.

El culto a la Virgen de la Altagracia se celebra en todo el país el 21 de enero de cada año, centrando las festividades más importantes en Higüey en torno a ambos templos. La actividad del Artículos de Cuero de Higueyculto mariano se inicia en la Basí­lica, nueve dí­as antes del 21 de enero, con misas y otras actividades religiosas. En esos momentos empiezan a llegar a la catedral peregrinos de todas partes de la isla, tanto de República Dulces de La Otra BandaDominicana como del vecino paí­s Haití. La diáspora de ambos países también se apersonan en esa fecha al poblado para rendir culto a la milagrosa Virgen.

Se considera que alrededor de seiscientas mil personas se acercan a besar la Virgen y ofrecer sus promesas durante la festividad, formando largas filas para acercarse a la imagen de la Virgen. Los devotos se desplazan, de varias maneras, algunos a pie, sin zapatos, venciendo el duro asfalto, otros arrodillados o vestidos de blanco como promesa a la Virgen, por haberle concedido una “gracia” o favor. También llevan los exvotos, regalos que se ofrecen a la virgen representando el órgano sanado, de diferentes materiales según la condición económica del peregrino. En los alrededores de la iglesia los peregrinos duermen en el asfalto, durante los nueve dí­as del culto, como parte de las promesas. Otra de las tradiciones producto del sincretismo que caracteriza la religión del pueblo dominicano, son los palos o atabales, heredados de los antiguos africanos que se tocan en las afueras de la iglesia para honrar a la Virgen. Fuera de la edificación, se venden todo tipo de velas, estampas y objetos asociados a la devoción a la Virgen.

Durante los nueve dí­as se celebran cultos religiosos dentro de la iglesia y se ha hecho tradición que el mismo día 21 la iglesia es visitada por el Presidente de la República.

Como atractivo gastronómico en la región puede encontrar en los alrededores de la Basílica el tradicional dulce de leche. Si se llega a la Otra Banda, poblado cercano al poblado de Higüey, encontrará una variedad de dulces como: Dulce de coco nuevo, chicharrón de leche y buñuelos.

Museo Ponce León en Boca de YumaPara disfrutar de todos los atractivos culturales de la región, en su camino a Higüey, desviádose hacia Boca de Yuma, a 8 kilómetros, en el poblado de San Rafael del Yuma se encontrará con el Museo Casa fuerte Juan Ponce de León. Este museo esta ubicado en la casa de Juan Ponce de León, conquistador de Puerto Rico y descubridor de Florida. Posee piezas relacionadas con la vida de este importante personaje que llegó a la isla junto a Ovando y fue encomendado de la conquista de Puerto Rico en 1508.

Fiestas a la Virgen de la Altagracia en la comunidad de Mata los Indios de Villa Mella

En la comunidad de Mata los Indios, perteneciente al poblado norte de Villa Mella y enclave de la Cofradía de los Congos del Espí­ritu Santo, declarada por la UNESCO en el año 2002, como Patrimonio Intangible de la Humanidad, el día veintiuno de Enero de cada año, se realizan una serie de actividades que incluyen la parte festiva, en honor a la Virgen de la Altagracia.

La celebración, es antecedida por un novenario, en el que cada noche las mujeres hermanadas por la Virgen, rezan y cantan las salves, algunas religiosas y otras sobre los problemas cotidianos de la comunidad, acompañadas de panderos, instrumento percusivo en forma de aro, recubierto con piel de chivo.

El 21 de Enero, en Mata los Indios, los preparativos para la fiesta , inician en la mañana, cuando la encargada de adornar la ermita que guarda la virgen, decora la misma, antes del inicio de la procesión en la que desfilan por algunos lugares de la comunidad adultos y niños, vestidos como reyes y reinas y portando santos y banderas que acompañan a esta virgen, rememorando, sin proponérselo, las antiguas cofradías o asociaciones de negros que tuvieron su origen en la ciudad de Sevilla, España.

Tras dar tres vueltas, alrededor de la casa que hace las veces de capilla del lugar cercano a casa de Cielo, mantenedora de esta fiesta, la procesión entra y frente al altar colocan con vehemencia la ermita que lleva la virgen y delante, o al lado de la mesa, algunos devotos, encienden velas y velones en su honor. Aquí también se tocan tres canciones a ritmo de los palos, acompañados por el balsié; tambor que se toca con la planta del pié.

Fuera de la capilla, se venden naranjas dulces y una de las delicias culinarias que identifican el área de Villa Mella, las Catibías ; empanadas elaboradas con yuca rallada y rellenas de carne molida ,freídas al instante por su vendedora.

Los organizadores de la fiesta, preparan en una rústica cocina, techada con pencas de yagua, la comida que repartirán a los presentes, la cual al igual que la antes mencionada, identifica al lugar: arroz cocido a la leña y hervido en leche de coco y acompañado de un pequeño pedazo de carne de cerdo y en ocasiones solo con habichuelas rojas.

Los cofrades, colocan en el patio de una de las casas cercanas a la capilla, una enramada, en la que interpretan y bailan sus congos, acompañados por jóvenes, niños y adultos.

Dicha fiesta termina a las seis de la tarde, hora en el que todos con la satisfacción de haber cumplido con la Virgen, retornan a sus casas.

Fiestas a la Virgen de la Altagracia en la provincia sur de San José de Ocoa

Parque Central de OcoaLa provincia de San José de Ocoa, inicia la celebración de sus fiestas patronales, nueve días antes del 21 de Enero, con una serie de actividades, algunas religiosas y otras profanas. El centro de estas fiestas es el parque del pueblo y las calles aledañas al mismo, en las que colocan carpas, algunas de las empresas licoreras del paí­s y en las que se baila bachata, expresión musical que goza de gran arraigo entre los habitantes de este pueblo, en el que aparecen variadas expresiones culturales poco conocidas, siendo una de éstas la construcción de la gayumba, instrumento musical casi en desuso.

Para éstas fiestas populares se realizan actividades culturales que incluyen, conferencias, exposiciones y presentaciones artí­sticas de orquestas populares.

También se venden parte de los productos que conforman la gastronomí­a del lugar, de la que sobresalen, sus galletas de harina de trigo, pan de maíz tierno, así­ como el delicioso dulce del fruto del higo.

Misas, Novenarios y Rituales Católicos en la Iglesia Altagracia de la Ciudad de Santo Domingo

En el templo dedicado a la Virgen de la Altagracia en la Ciudad Colonial de Santo Domingo, se realizan variadas actividades en honor a la Virgen de la Altagracia. Las cuales son auspiciadas por la iglesia y por las mujeres avocadas al culto mariano.

Como parte de dichas celebraciones que culminan con una gran misa el día consagrado a la Virgen, 21 de Enero , se realiza un novenario en el que cada día se rezan oraciones del catolicismo y se entonan canciones a esta patrona del pueblo dominicano y de ésta iglesia a la que acuden masivamente residentes del sector aledaño a la iglesia.

Comuinidad El BarroComunidad de El Barro

Saliendo de Azua hacia Padre Las Casas, a 15 Km. se encuentra la comunidad del El Barro, una empobrecida zona donde se venera la Virgen de la Altagracia en una pequeña Altar Popular Vigen de la Altagracia en El Barroiglesia. En tres altares populares se encuentran imágenes de la Virgen adornadas con collares y flores donde la comunidad ofrece sus cultos y reciben calurosamente a los visitantes que visitan el lugar.

Caminos Dedicados a la Virgen de la Altagracia

En diferentes puntos de las carreteras del país se encuentran altares a la Virgen de la Altagracia demostrando la devoción por la patrona a nivel nacional. La mayorí­a se encuentran en sitios en los que según la leyenda oral la virgen ha realizado algún milagro. En los lugares se coloca una imagen de la virgen, resguardada dentro de una pequeña estructura en cemento. A éstos llegan en cualquier momento devotos a la Virgen que en ocasiones le rezan o encienden velas y llevan otras promesas.

Uno de los mas concurridos es el que se encuentra a pocos metros de la entrada de la empinada carretera que nos conduce al municipio de Jarabacoa, y bordeada de decenas de puestos de venta de arepa, existe un altar dedicado a la Virgen de la Altagracia, ante el que sus devotos cuando cruzan siempre hacen la señal de la cruz y en el que piden favores o simplemente dan gracias por los concedidos.

Altar de la Altagracia Carretera ConstanzaEn la carretera Dajabón, Loma de Cabrera, se encuentra una ermita o altar a la Virgen de la Altagracia, él que los devotos a la Virgen, además de las velas y velones, ofrendan otro tipo de objetos que según su creencia merecen ser ofrendados a su patrona, por el hecho de ésta haberle concedido alguna gracia, como son muletas y pañuelos de los usados en la religiosidad popular para representar la naturaleza de los dioses, seres o misterios.

Interior Altar de la Altagracia Carretera ConstanzaEn el punto más alto de la carretera hacia Constanza se levanta un altar dedicado a La Virgen de la Altagracia diseñado por Thimo Pimentel destacado ceramista dominicano. Desde este punto que ofrece un amplio parqueo, se puede apreciar la hermosa vista del paisaje de montaña que caracteriza la región.

SECRETARIA DE ESTADO DE CULTURA
DIRECCIÓN DE TURISMO CULTURAL

Ruta de Turismo Cultural (Mes de Febrero)
Directora Risoris Silvestre
Investigadora Soraya Aracena

Escoger el tiempo para vacacionar coincidiendo con una actividad cultural es una solución que ofrece una diversidad de oportunidades permitiendo conocer tanto el paí­s, como las diversas manifestaciones que se pueden apreciar en las diferentes regiones.

Cada mes la Dirección de turismo Cultural de la Secretaria de Cultura le ofrecerá la oportunidad de planificar sus dí­as de asueto ofreciendo informaciones para que puedan disfrutar y a la vez conocer toda la potencialidad que el paí­s ofrece tanto en su diversidad natural como cultural.

En el mes de febrero nos corresponde disfrutar del carnaval que se celebra de diferentes maneras según las diferentes regiones del paí­s.

Carnavales Dominicanos

Las fiestas de carnaval, muy antiguas, fueron importadas por los españoles al momento de la colonización y conquista a partir del Siglo XVI, quienes antes de la Cuaresma realizaban las fiestas llamadas Carnestolendas, en las que salí­an varias comparsas disfrazadas con máscaras.

Esta fiesta, tení­a como finalidad la diversión, el público se tiraba aguas perfumadas y huevos. Terminadas las fiestas el pueblo debí­a guardar recogimiento por el inicio de la Cuaresma. En el paí­s estas fiestas coinciden con las fiestas patrias que se celebran el 27 de febrero.

Los disfraces reflejan la creatividad de sus hacedores, aparecen de variadas formas: algunos pintan sus cuerpos o emulan a santos, personajes polí­ticos e históricos.

Como culminación a los carnavales del mes de febrero, la Secretarí­a de Estado de Cultura, auspicia el primer domingo del mes de marzo, el Desfile Nacional de Carnaval, en el que participan todas las comparsas del paí­s y que tiene su escenario en la avenida George Washington, popularmente conocida como Malecón, a la que acude el pueblo en las que baila, se esconde y regocija.

Entre las modalidades carnavalescas que se suceden en febrero, mencionamos las siguientes:

El Carnaval Vegano

Según afirman los investigadores del carnaval de la provincia de la Vega, el carnaval de esta región del paí­s es el más antiguo, fue introducido por el español Álvaro Castro en el año 1514.

Diablo de la Vega, Carnaval DominicanoEl personaje central de ésta actividad es el diablo, el cual aparece desenfadado y divertido, propinando duros vejigazos a todo aquel que se le cruce en el camino. Dichos diablos, cubren sus rostros con impresionantes máscaras, de las que hasta hace algunos años sobresalí­an las de largos cuernos y barbilla recubierta con pelo de chivo y dientes de animales.

Para el maestro caretero Carlos Francisco Marte Cayoya, El Diablo es un tipo buen mozo, con una nariz grande y perfilada. Consumido sí­, pero juguetón y agresivo. Aparentemente indefenso, para sorprender así­ al ingenuo y dejarlo aproximar. Entonces empezaba a perseguirlo. Saltaba valla, corrí­a por las calles y penetraba jardines, hasta lograr darle el vejigazo. A veces uno sólo y se iba. Ahora eso se ha perdido. El carnaval de ahora es más exhibicionismo. La gente se disfraza y no sabe por qué…

El carnaval vegano como toda acción cultural se ha ido transformando, por lo que en los alrededores del parque central de la Vega, actualmente se aprecian nuevas caretas, inspiradas en personajes de pelí­culas, algunos fantásticos. A este carnaval acude masivamente la juventud, no solo de ésta provincia, sino que también de la ciudad.

Dicha celebración con el paso de los siglos a permanecido, por lo que todos los sábados del mes de febrero en la histórica provincia de la Vega, salen miles de diablos disfrazados para deleite de niños, jóvenes y adultos. El ultimo domingo del mes éste carnaval, realiza su desfile final y en él se aprecia toda la fastuosidad, algarabí­a y creatividad que caracteriza este pueblo, en el que indudablemente el carnaval es parte de su identidad. Las agencias tours operadoras coordinan varios viajes al lugar.

En La Vega además de disfrutar de la alegrí­a del carnaval suba al Santo Cerro lugar de peregrinación donde se venera la Virgen de las Mercedes y desde donde se puede observar una maravillosa vista del Valle de la Vega Real.

Aquí­ permí­tase una degustación de sus famosos roquetes

El Carnaval de Santiago

Lechón de Santiago, Carnaval DominicanoLa provincia norte de Santiago, durante el mes de febrero celebra su carnaval, con los lechones. Investigaciones realizadas por el extinto folklorista Fradique Lizardo, refieren que hubo dos épocas de introducción de la fiesta de carnaval en Santiago, una es en el perí­odo colonial y se reinicia en una segunda época. Tras la Guerra de la Restauración cuando nuevamente inició una migración española.

Debido a la notable presencia española en la región, las primeras máscaras surgieron en las fiestas en que se celebraba a San Santiago Apóstol. Los primeros Lechones, según el folklorista Tomás Morel “surgieron como guardianes galantes, espontáneos y celosos de las comparsas. Iban delante de ellas, fuete en mano, cuidándoles el camino, cuidándola de la enardecida y alegre muchedumbre que se anteponí­a a su marcha”.

Con el paso del tiempo, los lechones se agruparon en sus barrios de origen, la Joya y los Pepines y para diferenciarse uno de otros crearon las primeras variantes de las máscaras que actualmente se exhiben. Las diferencias entre éstas máscaras, agregaba Lizardo “comenzó durante un pleito que escenificaron los moradores de los antiguos barrios de la ciudad”. Por lo que durante los festejos que acompañan el carnaval de Santiago, en él que también existen otras comparsas, siendo una de éstas la del Oso Nicolás, se observa que las máscaras Pepineras tienen dos cuernos lisos y un pico que sobresale y en cambio las Joyeras aparecen con pequeños cuernos.

Ambos tipos de máscaras han recibido transformaciones, por lo que algunas aparecen repletas de vejigas, algunas emulan el monumento icono de la ciudad y otras aparecen con múltiples florecillas.

Además de dichas máscaras los Lechones, usan unos trajes de dos piezas ceñidos al cuerpo, amarrados a la cintura con un largo cinturón que le da varias vueltas y popularmente llamado morcilla. Los trajes, tienen aplicaciones de espejos, mostacillas y están fabricados en finas telas. Estas comparsas llevan el fuete, el que restrallan varias veces en el suelo y que anuncia este carnaval, sí­mbolo de Santiago, a cuyo llamado acuden masivamente, no sólo aquellos que están en su paí­s, sino que también los que viven en el exterior que para éste mes de febrero se reencuentran en su carnaval.

Santiago ofrece varios atractivos; diferentes y variadas comidas, árabes, chinas y criollas, además de la fábrica de tabaco donde puede apreciar la forma de hacer los puros. Y si quiere cultura no deje de visitar el interesante Centro León donde obtendrá una impresionante muestra de la cultura dominicana.

El Carnaval de Montecristi

Y es en éste hermoso pedazo del paí­s en el que armoniosamente elementos de la cultura africana y españoles se funden para dar paso todos los domingos del mes de febrero a la fiesta más antigua del paí­s, el carnaval de los Toros y Civiles .

Tradición que probablemente se deriva de las fiestas taurinas, propias de España. En sus inicios el jefe de la actividad salí­a disfrazado y montado a caballo recorrí­a las principales calles del pueblo tocando una corneta que indicaba el inicio de la pelea entre Toros y Civiles.

Los Civiles no llevan máscaras, pero los Toros sí­, algunas alusivas a éste animal emblemático en algunas culturas. Ambos grupos usan un disfraz o mameluco de gran colorido, debajo del mismo usan las llamadas “corazas”, pedazos de espuma y telas que usan para protegerse de los fuertes latigazos que se propinan durante esta lucha cuerpo a cuerpo que se escenifica en uno de los carnavales más feroces del paí­s.

En esta fiesta popular, aparecen hermosas y bien terminadas máscaras de Toros, las que son realizadas por importantes artesanos, entre los que destaca, el artista José Domingo de la Cruz, nacido en Montecristi y de origen Jamaiquino, cuyas obras por su valor artí­stico se encuentran en importantes colecciones y museos nacionales y extranjeros.

El pueblo de Monte Cristi, ofrece un ambiente de viviendas en madera que nos convierten la visita en remembranzas de épocas anteriores donde la distribución del tiempo permití­a el disfrute de las galerí­as para ver los vecinos pasar. Si quiere algo más de acción puede subir a la loma del Morro que a través de sus cómodos escalones puede escalar hasta la cima para disfrutar de una vista paradisí­aca. También puede disfrutar de un viaje en bote a través del manglar o visitar las minas de sal. Pero no se vaya del pueblo sin antes probar el delicioso Chivo liniero guisado y visitar el Museo de Máximo Gómez.

El Carnaval de Cotuí

En el poblado de Cotuí­, perteneciente a la provincia de Sánchez Ramí­rez, durante el mes de febrero se desarrolla uno de los carnavales más singulares del paí­s y que guarda estrecha vinculación con nuestros antecesores africanos.

Antiguamente, éste poblado, fue muy codiciado por sus minas de oro, por lo que es probable que africanos que trabajaban en ellas, recreasen algunos de los disfraces que habí­an conocido en su tierra de origen como todaví­a hoy se aprecia en la cultura originaria del Congo que sobrevive en Cuba en la que en ciertas ceremonias de iniciación de la santerí­a se usa un traje de hojas de palmas conocido como “Iyawo”.

Por lo que creemos que los trajes usados en el carnaval de Cotuí­ que en este caso son de hojas de plátano tienen una estrecha relación con los de ciertas regiones de África occidental en ceremonias y cultos, las que al finalizar quemaban a manera de purificación los trajes. El traje de los platanuses, se acompaña de una máscara realizada en el fruto del higüero y en comején.

De los platanuses, surgieron otros trajes que actualmente son muy populares en esta festividad que toma por asalto el poblado; los papeluses, confeccionados usando papel periódico y los funduses, en el que se usan fundas plásticas.

Papeluses, Carnaval DominicanoDichos trajes, son ejemplo de cómo con materiales desechados por el ambiente y por el hombre, pueden crearse obras artí­sticas que a la vez contribuyen con la preservación del ambiente. Las comparsas llevan en sus manos vejigas y saltan, bailan y se divierten con éste carnaval que a diferencia de los demás, no esta protagonizado por la figura del diablo.

El Carnaval de Bonao

El carnaval del pueblo de Bonao, al igual que otros que se celebran en el paí­s, nace de las fiestas que se hací­an en clubes y casinos. Para el año 1930, en el Casino Yuna y en el Bonao Country Club, se realizaban grandes y ostentosas fiestas, a las que en particular asistí­a la élite del pueblo y de las provincias aledañas.

Para el año 1940, empiezan a surgir en los barrios del pueblo, varias comparsas , entre las que destacan las de Indios y Macaraos , que desde ese entonces hasta los años 80, salí­an de manera independiente por el pueblo, hoy la mayorí­a se encuentran agrupadas en asociaciones de carnavaleros.

Las comparsas de éste carnaval se reúnen en el parque Central y alrededores durante todo el mes de febrero, culminando su desfile el segundo domingo del mes de marzo.

Para el desfile final, desfilan algunas carrozas y existen comparsas que le identifican, como la ya tradicional de los chinos de Bonao, en alusión a éste grupo étnico que llegó al paí­s a principios de siglo XX y que se dispersaron en varios lugares del paí­s, entre éstos el terruño ya mencionado. Otras comparsas muy populares, son: las Brujas, y la vaca y su ganado.

En la autopista camino de Bonao encontrará una serie de paradas establecidas a ambos lados de la carretera que ofrecen una variedad de ofertas gastronomicas que reflejan la culinaria local. Y una vez en bonao no deje de visitar el Centro Candido Bidó donde siempre ofrecen exposiciones fijas y temporales con muestras de la plástica nacional.

Desfile Nacional de Carnaval de la Ciudad de Santo Domingo

Creatividad Popular, Carnaval DominicanoEn los barrios que componen la ciudad de Santo Domingo, durante el mes de febrero y para el mes de agosto, pueden verse, individuos disfrazados y comparsas carnavalescas. Algunas muy tradicionales , como son: Roba La Gallina, que representa a una mujer que lleva en sus brazos a un muñeco que simula un niño en grave estado de salud y que va de colmado en colmado pidiendo algunos pesos o alguna cerveza o botella de ron.

Otra comparsa tradicional es la de los “Monos”: individuos disfrazados de simio con un traje de fibra plástica y el cuerpo untado de grasa. También aparecen los temibles “Tiznaos”, los diablos “Cojuelos”, “La Muerte en Jeepe” y “Califé”.

Comparsa de los Burros, Carnaval DominicanoCualquier domingo de febrero si nos trasladamos a los barrios, podemos escuchar los redoblantes de los grupos Alí­ Baba, especialmente formado por los más jóvenes y de los que existen decenas de grupos con un impactante vestuario de fantasí­a e impresionante coreografí­a.

El público del sector les sigue riendo de sus ocurrencias y evadiendo los fuertes vejigazos que propinan los diablos. Otro grupo muy importante es el de los Indios, en alusión a nuestros antecesores los Taí­nos y propio de algunos barrios de la capital, siendo el más conocido el de San Carlos.

Inicialmente éstas comparsas y disfraces individuales además de sus barrios, desfilaban por cuenta propia en las calles el Conde, Avenida Mella y el parque Enriquillo, del populoso sector de Villa Francisca, escenario de los Diablos amarillos y coloraos, con sus cascabeles y espejitos.

A partir del año 1982, inicia el desfile de carnaval que tiene como escenario la Avenida George Washington de la ciudad de Santo Domingo, popularmente conocida como “Malecón”.

Desde ese entonces hasta la fecha, el Estado, a través de la Secretarí­a de Estado de Cultura, auspicia el desfile de carnaval, siendo una de las fiestas a la que acude multitudinariamente el pueblo y en la que participan cientos de comparsas de todo el paí­s, como quedó evidenciado el año pasado, en el que participaron 175 grupos.

Disfras Popular Carnaval DominicanoTambién desfilan comparsas de fantasí­a, entre las que sobresalen grupos de “Alí­ Baba”, algunos liderados por conocidos carnavaleros, entre los que recordamos a Marcos “Keppis” y a “Chachón”, entre otros. Otras hacen alusión a las creencias que forman parte del folklore dominicano, como la narración oral sobre los “Bacases”, animales, seres o individuos que en la noche se transforman y que forman parte de la literatura oral dominicana.

Alianza Dominicana para el Turismo Sostenible

Promoviendo el turismo sostenible, reduciendo la pobreza, estimulando el crecimiento económico y protegiendo el medio ambiente a través de alianzas.

La Alianza Dominicana para el Turismo Sostenible (DSTA) es una iniciativa auspiciada por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). La DSTA tiene como objetivo promover el turismo Sostenible, apoyar la diversificación de la oferta de productos turí­sticos en la República Dominicana, generando sí­ mayores beneficios económicos para las pequeñas y medianas empresas (PyMEs) del sector, mejorando la satisfacción del turista, la imagen internacional de la RD, así­ como la calidad de vida de los dominicanos. La DSTA jugará un rol clave en catalizar el desarrollo de la fuerza de trabajo, generando oportunidades de empleo, conservando la biodiversidad, todo esto, mientras se presentan las riquezas naturales y culturales a los miles de turistas nacionales y extranjeros. La DSTA aglutinará a un equipo de individuos e instituciones de clase mundial, de los sectores publico-privado, ONG, así­ como empresas lí­deres del sector a nivel nacional e internacional, para afrontar los diferentes retos que afectan el turismo sostenible en la RD.

La meta del programa es promover que las PyMEs y entidades del sector turí­stico continúen sus esfuerzos de forma autónoma y sostenible, sin depender de fondos externos; se busca generar con este proceso una gestión puramente local a través de instituciones lí­deres, con la colaboración entre los actores publico-privado y otros aliados.

Objetivos de la DSTA

1. Desarrollar una visión común de turismo sostenible para la República Dominicana con amplia participación sectorial;
2. Incrementar la capacidad productiva local mientras se mejora la calidad de la oferta turí­stica regional de productos y servicios en las diferentes regiones.
3. Conectar a las PyMEs y empresas turí­sticas comunitarias con el mercado internacional.

¿Por qué Turismo Sostenible?

El turismo es una de las industrias más grandes del mundo. Según la Organización Mundial de Turismo (UNWTO), el volumen generado por la industria turí­stica sobrepasa al de exportación de petróleo, la producción alimenticia o la de automóviles. Mientras el ingreso mundial aumenta, la llegada de turistas se pronostica aumentará un promedio de 4% anual hasta el 2020. Aun con estos incrementos, el turismo dominicano se encuentra ante grandes retos que podrí­an impactar potencialmente el medio ambiente, la sociedad y la economí­a local.

El turismo sostenible es de creciente interés para el turista y se está convirtiendo en un factor de distinción cuando se analiza y se reserva un viaje. Un consenso global empieza a surgir integrando los elementos de sostenibilidad como la base para la competitividad : desarrollo socio económico y la protección medioambiental.

La metodologí­a ESCALA

Definición: Acción sistémica basada en la colaboración para mejorar los medios de vida y el ambiente

Diseñar efectivamente proyectos de desarrollo turí­stico requiere de insumos y de la participación de todos los actores del sector. La DSTA usa una metodologí­a para diseñar y gestionar proyectos llamada ESCALA, que ayudará a las personas, a nivel nacional, regional y local, a encontrar nuevas formas de trabajar juntos.

El corazón de este concepto se basa en una ecuación simple:

Más personas involucradas en resolver un problema especifico + La colaboración efectiva entre estas personas = Mejores resultados para la economí­a local, la calidad ambiental y la calidad de vida de los individuos

ESCALA combina una serie de métodos para lograr cambios incluyendo comunicación en masa, promoción social y resolución de conflictos. La metodologí­a abarca consideraciones sobre el medio ambiente, la economí­a, la gobernabilidad y la sociedad civil; ayuda a los actores locales e implementadores de proyectos a lograr un entendimiento mas profundo de la región y los sectores en los cuales las actividades del proyecto se llevaran a cabo.

ESCALA usa un proceso de gestión de cinco pasos que permitirá a los actores crear una ruta común para iniciar, implementar y evaluar esta metodologí­a a nivel sistémico. El primer paso de la metodologí­a incluye inventariar todos los activos turí­sticos existentes, identificar y entrevistar actores claves del sector y establecer un Grupo Técnico Asesor para definir los grupos de actores y mapear el contexto del turismo en la República Dominicana.

Creando Destinos Sostenibles

El Centro para Destinos Sostenibles de la Nacional Geographic Society (CSD) define la planificación de destinos turí­sticos sostenibles como crucial para el desarrollo, siendo la forma más beneficiosa y menos destructiva de hacer turismo, resaltando los valores naturales, históricos y culturales de un destino. Según el CSD, el turismo sostenible requiere que empresas y otros actores del turismo anticipen presiones de crecimiento y apliquen lí­mites y técnicas de gestión que sostengan los recursos naturales, sitios patrimoniales, lugares de interés y la cultura local,…apuntando hacia un turismo de calidad no de cantidad.

Para responder a este cambio en el mercado turí­stico, incluso las empresas turí­sticas tradicionales están cambiando la forma de promover su imagen y los productos que ofrecen a sus clientes. El turismo sostenible es parte de una creciente demanda del público de bienes y servicios que sean dirigidos con una visión responsable social y medioambiental.

La DSTA continuará fortaleciendo la considerable inversión y los esfuerzos hechos por la USAID, desarrollando aun más las capacidades de los clusters turí­sticos que actualmente son apoyados por esta y por el Consejo Nacional de

Competitividad (CNC), habiendo ya iniciado algunos programas de sostenibilidad turí­stica. Estos clusters son: Romana-Bayahibe, La Altagracia, Samaná, Puerto Plata, Barahona, Constanza, Jarabacoa, Santo Domingo y Pedernales

Para garantizar la sostenibilidad dentro de los clusters, la DSTA promoverá la adopción del modelo de Organización de Gestión de Destinos (DMO por sus siglas en inglés) con objetivos claros, planes de trabajo definidos y un modelo empresarial sostenible que proveerá servicios generadores de ingresos para el sector y las comunidades. La DSTA trabajará para que los clusters desarrollen y expandan aun más las capacidades de liderazgo y su gestión mientras que expande su membresí­a con organizaciones aliadas. Los clusters como unidades de gestión

de destino (DMO) jugarán un rol crucial aportando: asistencia técnica a organizaciones comunitarias, pequeñas y medianas empresas locales, gobiernos municipales, así­ como también, nuevos métodos de apoyo para que sus destinos sean más competitivos dentro del mercado turí­stico internacional.

Conviértete en un aliado USAID – DSTA

La DSTA ofrece grandes oportunidades para corporaciones del sector privado, organizaciones y empresas locales para adoptar exitosamente operaciones prácticas de turismo sostenible. Los beneficios comerciales y promocionales de aliarse incluyen :

1. Identificación y creación de nuevos productos turí­sticos;
2. Acceso a materiales promocionales y uso del logo de la DSTA, para ayudar en los esfuerzos de comercialización;
3. Mejorar el acceso a mercados y la habilidad de establecer relaciones con otras empresas intermediarias y suplidores; y
4. Aportar nuevas ideas para el desarrollo y la promoción de productos turí­sticos existentes.

Para convertirse en un aliado de la DSTA, el individuo, corporación u organización interesada debe de seguir los siguientes cuatro pasos:

1. Contactar a la DSTA para obtener información sobre programas y actividades actuales de la Alianza en las cuales pueden participar y/o aportar ideas.
2. Subscribirse o adoptar los principios para el turismo sostenible de la DSTA (lista adyacente).
3. Estar dispuestos y ser capaces de contribuir (así­ como de monitorear) recursos económicos, servicios en especies, materiales, productos o apalancar recursos (financieros o en especies) para apoyar y potenciar actividades o iniciativas de la Alianza.
4. Al llegar a un acuerdo detallado con la DSTA para trabajar como aliados en una actividad, evento o proyecto especí­fico, se accede a un acuerdo formal entre ambas partes a través de un Memorando de Entendimiento (MdE) que defina los términos, condiciones y duración de la relación a ser establecida.

USAID – DSTA y las áreas potenciales de trabajo para el desarrollo del Turismo Sostenible en la RD

1. Planificación turí­stica sostenible;
2. Desarrollo de productos y servicios;
3. Desarrollo de diagnósticos turí­sticos;
4. Competitividad de la industria turí­stica;
5. Desarrollo y reformas de polí­ticas turí­sticas;
6. Desarrollar y mejorar el acceso a mercados de la pequeña y mediana empresa;
7. Desarrollo de la fuerza laboral;
8. Análisis económicos y financieros de proyectos turí­sticos;
9. Promoción y mercadeo de destinos;
10. Servicios de información, interpretación y educación;
11. Turismo Cultural;
12. Creación de capacidades institucionales;
13. Promoción de inversiones turí­sticas;
14. Ecoturismo y Geoturismo;
15. Diagnostico de infraestructuras turí­sticas y análisis económicos;
16. Monitoreo y evaluación de proyectos turí­sticos;
17. Conservación de la Biodiversidad;
18. Gestión de áreas Protegidas;
19. Gestión de Recursos Naturales;
20. Economí­a y polí­ticas de áreas Protegidas;
21. Gestión de Recursos Comunitarios;
22. Gestión de Recursos Costero-Marinos, y,
23. Manejo de Cuencas Hidrográficas.

Programa de Pequeñas Inversiones

El programa de pequeñas inversiones de la DSTA será utilizado para promover iniciativas locales de las pequeñas y medianas empresas (PyMes), Empresas Comunitarias (ECs) y Organizaciones No Gubernamentales regionales existentes (ONG), vinculadas a los clusters turí­sticos, como un mecanismo de fomentar el desarrollo, replicar ( no seria mejor promover innovación a nivel local y que sirva como el incubador para nuevas actividades.

Actividades ilustrativas a pequeña escala que pudieran ser financiadas por el programa de pequeñas inversiones de la DSTA :

1. Creación de rutas turí­sticas (tours de café, cacao, senderos eco turí­sticos, etc.)
2. Creación de nuevos atractivos culturales tales como la producción artesanal y desarrollo de nuevos puntos de venta en apoyo a artesanos locales.
3. Mejora de procesos de terminación, empaque y distribución para incrementar la calidad de los productos locales a ser comercializados en hoteles y restaurantes.
4. Diseño y creación de tour de alta calidad en áreas protegidas con interpretación histórica, natural, dinámica y atractiva, etc.

Aliados de la USAID-DSTA

Sector Privado: Clusters turí­sticos existentes; inversionistas internacionales; tour operadores; hoteleros; desarrolladores; PyMEs turí­sticas (restaurantes y proveedores de alimentos, dueños de tiendas, artesanos y productores de artesaní­a, etc.); juntas turí­sticas público-privadas y empresas de gestión de destino; operadores de atracciones y organizaciones de festivales; guí­as y concesionarios de áreas protegidas; operadores de transporte (aéreo y terrestre); instituciones financieras; firmas de marketing y relaciones públicas, entre otros, así­ como el Sector Publico y las Instituciones No Gubernamentales.

Para más información sobre USAID-DSTA

Contactar a las Sras. Lissette Gil y Katia Rí­os a las direcciones de correo-e: lissette.gil{at}dominicana.net(.)do y katia.rios{at}dominicana.net(.)do repectivamente.

Corredores Ecoturísticos/Ecológicos Dominicanos
Hecho sin precedente

El Corredor Ecológico / Ecoturí­stico de la Cordillera Septentrional

El Corredor Ecológico / Ecoturí­stico de la Cordillera Central

El Corredor Ecológico / Ecoturí­stico de la Sierra de Samaná

SERVICIOS DE PRENSA: En un hecho sin precedentes, se ha dado el paso definitivo para consolidar una ponderada decisión vanguardista de la administración municipal encaminada hacia la obtención de un Desarrollo Sostenible.

Por primera vez en la historia del paí­s, veintiséis (26) municipios involucrando todos los sectores de su vida cotidiana, han creado una estructura mancomunada para ejecutar los planes encaminados al desarrollo y progreso de sus comunidades, mediante una eficiente y actualizada gestión ambiental; la cual, incentivará y organizará las actividades económicas tanto tradicionales como no tradicionales. Por igual, respetará y promoverá, además, los aspectos socioculturales locales, regionales y nacionales.

Así­, nos acercamos al sueño de todo dominicano responsable y preocupado por un Desarrollo Sostenible del paí­s, en el cual se conjuga el crecimiento económico en equilibrio con el desarrollo sociocultural y en armoní­a con la naturaleza. Con este importante paso se está materializando ese sueño, dando espacio a la participación de los ciudadanos y sus organizaciones, interesados en apoyar el progreso del paí­s.

La idea y concepto de este logro se enmarca dentro del primer y único proyecto integral para el Desarrollo Sostenible en la República Dominicana, diseñado, planificado y ejecutado por los ciudadanos, las organizaciones de cooperación y no gubernamentales, el sector privado y las autoridades públicas.

La iniciativa, promovida en sus inicios y bajo la coordinación de los Consejos para el Desarrollo Sostenible y Promoción Municipales, así­ como los Ayuntamientos de los municipios participantes, viene desarrollándose desde mediados del año dos mil tres (2003), luego de una planificación previa de aproximadamente unos tres años.

Su base legal está amparada en las leyes números 3455, 5622 y 6400, sobre Organización Municipal, Autonomí­a Municipal y General de Medio Ambiente y Recursos Naturales, respectivamente.

Uno de sus componentes ambientales y de aprovechamiento es el desarrollo de la actividad del turismo y la agropecuaria sostenibles, mediante la delimitación de áreas o zonas municipales con caracterí­sticas afines, donde, a través de normativas especí­ficas para el control de variables ambientales, se refuerce la protección a la naturaleza.

Este marco regulativo se apoya en conceptos y criterios actualizados, según las nuevas tendencias globales o paradigmas y con la integración de todos los sectores nacionales, regionales y comunitarios.

Así­, pues, el Corredor Ecológico de la Cordillera Septentrional quedó instituido mediante la confirmación de veintitrés (23) municipios, que pasamos a detallar: El Factor, Esperanza, Gaspar Hernández, Guananico, Guayubí­n, Imbert, Jamao al Norte, Laguna Salada, Los Hidalgos, Moca, Nagua, Rí­o San Juan, Salcedo, San Felipe de Puerto Plata, San Francisco de Macorí­s, San José de Altamira, Santiago, Sosúa, Tamboril, Tenares, Villa Bisonó, Villa González y Villa Isabela. Actualmente, tres (3) de estos se encuentran en el proceso de integración.

Resulta importante resaltar que, una vez iniciada la creación del Corredor Septentrional, municipios de otras zonas geográficas, como es el caso de Jánico, Monción y San José de las Matas, luego de sumarse a esta trascendental iniciativa, conformaron junto a Santiago el bloque inicial del Corredor Ecológico de la Cordillera Central, denominado Distrito Ecoturí­stico Municipal de la Sierra (6).

Este Corredor Central quedará estructurado en los próximos meses, cuando sus más de cuarenta (40) municipios formen parte oficialmente de lo que será el mayor Corredor Ecológico del paí­s, dentro de la conformación de la primera red de corredores ecológicos municipales, la cual constituye una de las metas finales del proyecto.

De igual manera, se están dando los pasos a solicitud de municipios de la provincia de Samaná, para estructurar el Corredor Ecológico de la Sierra de Samaná (7).

Constituyen estos tres corredores, una iniciativa seria, organizada y de participación plena de las comunidades, sus sectores municipales y autoridades, apoyada por organismos de cooperación, en busca de obtener una óptima calidad de vida de sus ciudadanos, a través del crecimiento económico, en equilibrio con el desarrollo social y en armoní­a con la naturaleza.

Un elemento clave en el diseño y soporte de este nuevo concepto de organización es que para su desarrollo se acoge a la estructuración municipal. Luego, de manera mancomunada pasa a conformar las zonas o regiones con potencialidades, fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas similares, abarcadas en los distritos ecoturí­sticos municipales y estos consecuentemente abarcados en los corredores ecológicos. Esto sin restar importancia a las zonas urbanas pertenecientes a los municipios participantes.

Hasta la fecha, los Distritos Ecoturí­sticos Municipales configurados dentro del concepto de Corredores Ecológicos son los siguientes:

1) Distrito Ecoturí­stico Municipal del Paso de los Hidalgos, denominado en honor a la ruta histórica entre La Isabela y Jánico, recorrida por Cristóbal Colón en su segundo viaje. Al llegar a la cima de la cordillera, a la vista del Valle del Cibao, proclamó que era “la tierra más hermosa que ojos humanos hayan visto”, y llamó al sitio El Puerto de los Hijosdalgos en honor a sus acompañantes. Este está compuesto por los municipios de Esperanza, Guananico, Guayubí­n (e. p.), Laguna Salada, Los Hidalgos y Villa Isabela.

Es interesante señalar que este trayecto histórico ha servido para conectar los Corredores Septentrional y Central al interrelacionar al Fuerte Santo Tomás de Jánico con La Isabela.

2) Distrito Ecoturí­stico Municipal de Diego de Ocampo, así­ denominado por contar como uno de sus atractivos, la loma de mayor altura de la Cordillera Septentrional, la cual lleva el nombre del negro cimarrón que se sublevó en tiempos de esclavitud y que usó la zona como refugio. Este está compuesto por los municipios de San José de Altamira, Santiago y Villa González.

3) Distrito Ecoturí­stico Municipal del ímbar: Tal como su nombre lo indica, abarca la zona de mayor abundancia y mejor calidad mundial de esta resina vegetal fosilizada, así­ como de los mejores artesanos para trabajarla. Este está compuesto por los municipios de Imbert, San Felipe de Puerto Plata, San José de Altamira, Santiago, Sosúa (e. p.) y Tamboril.

4) Distrito Ecoturí­stico Municipal de los Rí­os, lugar donde fluye notable cantidad de corrientes de agua dulce de la Cordillera Septentrional. Este está compuesto por los municipios de Gaspar Hernández, Jamao al Norte, Moca, Rí­o San Juan, Salcedo (e. p.) y Tenares.

5) Distrito Ecoturí­stico Municipal de los Alisios, el cual destaca la zona de entrada a nuestro territorio de los vientos que transportan las formaciones nubosas tan necesarias para irrigar los suelos. Este está compuesto por los municipios de El Factor, Nagua y San Francisco de Macorí­s.

Las actividades del turismo y agricultura sostenible a desarrollarse en los Corredores, tendrán como componentes principales, además de los atractivos naturales, la integración de todo tipo de atracción cultural, histórica, artesanal, de diversión y demás, disponibles en los centros urbanos y otras zonas de los municipios participantes, convirtiéndose así­ en planes integrales municipales.

Con miras a la elaboración del Plan Maestro para el Desarrollo del Turismo Sostenible, se ha elaborado una propuesta por un equipo técnico multidisciplinario encabezado por el Lic. Bolí­var M. Troncoso M. Este plan maestro basa su éxito en el mercadeo de unidades territoriales (localidades, municipalidades y regiones) compensadas entre si, para poder ofrecer productos y servicios de óptima calidad, al mercado turí­stico nacional e internacional.

Pieza fundamental es la participación de la empresa privada en su modalidad comunitaria, micro, pequeña y mediana, para que suministren y desarrollen las distintas ofertas, sujetas a la demanda turí­stica, bajo un esquema de inversión privada coordinado por el mismo sector y como parte del plan maestro.

Actualmente se trabaja en cada uno de los municipios para la integración de las distintas entidades que tradicionalmente se han destacado y realizado labores ambientales, sociales y económicas, con la finalidad de conformar y estructurar los organismos que tendrán a su cargo el desarrollo de los diferentes aspectos del proyecto.

Cabe señalar que, desde sus inicios y a lo largo de la elaboración del Proyecto para el Desarrollo Sostenible y Promoción Municipal, así­ como de los Corredores Ecológicos, se ha recibido el respaldo y se han incorporado instituciones como la Comisión para la Pastoral de Ecologí­a y Medioambiente de la Conferencia del Episcopado Dominicano en la persona de Monseñor Fabio Mamerto Rivas; el Plan Cordillera, en la persona de su director ejecutivo Lic. Néstor Ortega; el Centro para la Conservación y Ecodesarrollo de la Bahí­a de Samaná y su Entorno, Inc. (CEBSE), en la persona de Patricia Lamelas, directora ejecutiva; la Fundación Quita Espuela, en la persona de su presidente el señor Jesús Moreno; la FUNDEJANICO, en la persona de su presidenta la señora Rosa Collado de Garcí­a y de su asesor general Paí­no Abreu Collado; entre otros.

Gran motivación para el proyecto y para sus responsables ha sido el hecho de que este ha servido de guí­a y fuente de inspiración, para la formulación de proyectos similares en paí­ses centroamericanos, como es el caso de distritos y corregimientos de la Provincia de Veraguas, en Panamá.

Por otra parte, el proyecto recibió una favorable acogida del señor Jean Marie Collombon, al ser presentado ante el Foro Internacional para el Turismo Solidario (FITS) de Francia. También, fue acogido con interés por la Asociación Internacional de Turismo Responsable de Italia, a través del señor Alfredo Somoza.

Próximamente, el proyecto tiene previsto realizar un evento, el cual servirá para su lanzamiento y presentación oficial al público en general.

Con la finalidad de ofrecer a los interesados información adicional y actualizada sobre el Proyecto para el Desarrollo Sostenible y Promoción Municipal, así­ como de los Corredores Ecológicos de las Cordilleras Central, Septentrional y de la Sierra de Samaná, ha sido habilitada la dirección de correo electrónico odt {at} dominicana.net(.)do.

Servicios de Prensa
Sr. José-Ernesto Devares-Tavares
Santiago de los Caballeros
servicios.de.prensa {at} gmail(.)com
Móvil No. +1 (1)809 / 868 20 07

SECRETARIA DE ESTADO DE CULTURA
DIRECCIÓN DE TURISMO CULTURAL

Ruta de Turismo Cultural (Mes de Enero)
Por Risoris Silvestre

Para el mes de marzo, cuando inicia la primavera, la ruta turí­stica cultural nos ofrece una amplia variedad de lugares, monumentos, carnavales y gastronomí­a en todo el territorio nacional. Asimismo expresiones religiosas, tanto del catolicismo formal como del popular, asociadas a la Semana Santa que para éste año se celebra en dicho mes.

Aquellos que no se desplazan hasta las playas, rí­os y campos y que optan por disfrutar de la ciudad, en particular de la Colonial pueden sumarse a los cristianos y participar de una serie de rituales encaminados a reflexionar sobre la vida, muerte y resurrección de Jesús. Mencionamos los realizados en las iglesias de la Ciudad Colonial, pero en cada pueblo del paí­s se celebran dichos ritos en los dí­as jueves, viernes y sábado Santo.

Domingo de Ramos

Domingo de Ramos, Semana Santa DominicanaSe celebra el domingo que antecede la Semana Santa, en todas las iglesias católicas del paí­s. En la Iglesia de las Mercedes de la Ciudad Colonial, se reúnen todos los fieles de las diferentes iglesias de la zona a las 5 P. M. y salen en procesión hasta la Catedral donde se bendicen las palmas. Esta actividad, evoca la llegada de Jesús a Jerusalén, donde fue recibido con ramos, en señal de que con sólo Jesús tocar la gente se sanara.

El horario de esta actividad depende del horario que las iglesias tienen pautado para sus misas.

Jueves Santo

A Las 7:00 PM se conmemora en la Catedral Primada de América, en el Convento de los Dominicos, en la iglesia Nuestra Señora del Carmen y en la iglesia Santa Bárbara, la última cena y la ceremonia del lavado de los pies, la cual es un llamado a la humildad. Durante éste ritual el sacerdote simboliza a Jesús y los demás a los discí­pulos.

Domingo de Ramos, Semana Santa DominicanaTerminada la misa se inicia la Adoración del Santí­simo“, actividad de reflexión, momento solemne en el que se alaba a Jesús con cánticos, se deja al descubierto el altar con velas encendidas. La “Adoración al Santí­simo se realiza a partir de las 10:00 PM. Es tradición para los capitaleños que se quedan a disfrutar de la tranquilidad de la ciudad durante esa semana, visitar los altares preparados para la ocasión en las diferentes iglesias de la ciudad colonial.

Viernes Santo

Procesión Santo Entierro, Semana Santa DominicanaEl Viernes Santo, es quizás la ceremonia de mayor significación para el catolicismo, siendo de tal recogimiento en esta religión que todaví­a en algunos campos, el individuo no habla hasta las doce del dí­a en señal de respeto a la muerte de Jesús. Para esta ocasión, la iglesia, a partir de las tres de la tarde inicia el sermón de las siete palabras, las que recuerdan las dichas por Jesús al momento de su muerte. La iglesia de la ciudad colonial a la que mayor número de fieles asiste para tal conmemoración es “la Catedral Primada de América, allí­ se reúnen todos los sacerdotes, cada palabra es predicada por un sacerdote, obispo o alguien de la diócesis.

Procesión Santo Entierro, Semana Santa DominicanaEl Santo Entierro es una procesión que se realiza a las 6 de la tarde saliendo desde la iglesia de las Mercedes recorre varias calles de la Ciudad Colonial y retorna a las Mercedes. En este dí­a se conmemora la pasión y muerte de Jesús, por lo que otras parroquias tienen sus actividades y en algunos pueblos, como Jarabacoa sus lugareños hacen una representación teatral del ví­a crucis o las penitencias, conocidas como estaciones, pasadas por Jesús cuando cargaba la cruz hasta el calvario.

Sábado Santo

El Sábado Santo, la iglesia católica, realiza la vigí­a Pascual, ceremonia que generalmente se efectúa a las diez de la noche para concluir en la madrugada del domingo. Durante esta ceremonia se enciende el llamado Cirio Pascual, el que simboliza la luz de Jesús. Mientras el sacerdote enciende el fuego, representado por un velón que en ocasiones es muy alto, los asistentes prenden velas. Para éste dí­a también se bendice el agua, por lo que muchos van con sus recipientes y botellas con agua para que sea bendecida por el sacerdote.

Monumento en San Miguel, Semana Santa DominicanaHasta aquí­ brevemente nos hemos referido a los rituales del catolicismo y la forma de celebrar la Semana Santa heredada del catolicismo español que nos impusieron los colonizadores y que todaví­a hoy se mantiene. Pero junto a éstas existen otras expresiones religiosas paralelas que si bien, han tomado del catolicismo como podemos comparar con lo antes mencionado, fueron trasplantadas a América por negros africanos que al conocer el catolicismo fundieron las que conocí­an con estas, como es el caso del Gagá, en donde también se observan rituales como el bautizo, el lavado del cuerpo, fuego y una procesión que recorre las calles aledañas al lugar que le auspicia y que se extiende desde el Viernes Santo hasta el Domingo de Resurrección. En esta procesión se reconoce el espí­ritu de sacrifico ya que esta no se suspende por el intenso sol y calor que se produce durante la temporada.

El Gagá

El Gagá, culto propio de la religión vudú, traí­do a República Dominicana por inmigrantes haitianos y adoptado por dominicanos, ha sido objeto de las transformaciones que continuamente se suceden en la cultura del pueblo, por lo que ya no se puede afirmar que este es sólo religioso. Más bien, este culto, quizás para poder subsistir, ha creado un nuevo producto más carnavalesco Importante señalar que a éste culto han sido introducidos ciertos elementos propios de la cultura dominicana, entre los que se destaca la costumbre que tienen algunos de ir a la Basí­lica de Higuey y depositar ante la virgen de la Altagracia su promesa de Gagá .

Boca Chica. Como ejemplo de Gagá religioso, se encuentran en el paí­s, dirigidos por jóvenes, como es el caso del presidido por Papacho, músico, quien aprendió los secretos del Hungan Similí Jeremií¨. Este Gagá con sede en Andrés de Boca Chica, todaví­a realiza ceremonias, como la de la silla. La que en este caso es la noche del Jueves Santo, también ese dí­a a las doce de la noche el bautizo de la ropa e instrumentos que usará el grupo durante los tres dí­as que dura su procesión que culmina el Domingo de Resurrección, cuando todos regresan al lugar de donde salieron .

Importante destacar que actualmente la musicalidad que acompaña el gagá, está siendo apreciado por la juventud, de hecho uno de los temas más sonados de los últimos meses es una interpretación del gagá, la que se escucha en calles, emisoras y centros de diversión.

Fiestas a la Dolorita en la comunidad de Los Morenos de Villa Mella

Otra fiesta religiosa movible y que para éste año se realizará el viernes Dolores, es decir el que antecede el inicio de la Semana Santa, es la tradicional fiesta a la Virgen de la Dolorita, las cuales se efectúan hace ya varios años en la comunidad de los Morenos. Dicha comunidad esta al norte de la ciudad de Santo Domingo y pertenece al poblado de Villa Mella.

La Dolorosa, Semana Santa DominicanaLa tradición de adorar a la Dolorita, se inició en la comunidad cuando una señora de apellido Luna trajo hasta la comunidad una imagen de la virgen a una ahijada. Prontamente esta imagen comenzó a hacer milagros por lo que otra señora de apellido Manzanillo, pidió a don Julián Moreno que le permitiese llevar hasta la capital la virgen, para cumplir una promesa, de esta manera empezó la tradición de realizar las fiestas a la Dolorita.

Los preparativos, para ésta actividad se inician en la capilla del lugar, la cual es dedicada a la homenajeada, allí­ durante nueve noches se realiza el novenario en el que se entonan salves acompañadas de toques de pandero y se reza el rosario y otras oraciones del catolicismo.

Para la fiesta, la iglesia se adorna con pabellones, ramos y banderas de papel que con anterioridad han sido confeccionadas por las mujeres. Como parte de la celebración se realiza una procesión que sale desde la iglesia de los Morenos hasta Santa Cruz, a las 7 A. M. y recorre las áreas aledañas a Villa Mella, llevando a las casas de aquellos que tienen la promesa de recibir a la Dolorita, la imagen dentro de su Ermita. Dentro de la casa rezan a la virgen y cantan salves y toman un descanso.

En el festejo, participan personas de la comunidad y otras de lugares cercanos. Como parte de la procesión se aprecia un cortejo de reyes y secretarios, como en las antiguas cofradí­as, así­ como grupos de abanderados pertenecientes a la hermandad del Santo Cristo de Bayaguana, que también participan de ésta actividad, en la que lo sagrado y profano se funden y en las que indudablemente se reafirma una y otra vez el sincretismo cultural que existe en el paí­s.

El Carnaval de las Cachuas de Cabral

En la ruta cultural del mes de marzo, se hace imprescindible mencionar el carnaval del poblado de Cabral, perteneciente a la provincia sur de Barahona, dónde en Semana Santa, se realiza el carnaval de las Cachuas. Dichas Cachuas, son grupos de hombres y mujeres que vestidos con unos mamelucos de colores y con máscaras de papel maché que simulan una cabellera y látigo en mano toman por asalto el parque y sus alrededores, desde el Sábado Santo hasta el lunes posterior a la Semana Santa.

Ese lunes al atardecer se dirigen hasta el cementerio de la comunidad y allí­ rastrallando con furia su látigo sobre las tumbas de los Cachuas ya fallecidos, para así­ recordarlos.

Importante recordar que las máscaras de éste carnaval son únicas y pueden ser adquiridas en los talleres del poblado, entre los que destaca el del artesano Temí­stoclez Feliz “Temo“.

Gastronomí­a

Durante los cuarenta dí­as previos a la Semana mayor, es tradicional, en todo el territorio nacional las habichuelas con dulce; mezcla de habichuelas, batatas, pasas, azúcar y leche de coco. Se puede conseguir en todas las dulcerí­as criollas en esta época del año.

Estudio del Plan Estratégico Nacional para el Desarrollo del Ecoturismo en la República Dominicana

El desarrollo sostenible del turismo y la diversificación del producto turí­stico son reconocidos como dos temas urgentes. Dando respuesta a este interés, la Secretarí­a de Estado de Turismo (SECTUR) y la Secretarí­a de Estado del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARENA) de manera conjunta, han solicitado al Gobierno de Japón, la implementación de un estudio para formular un plan maestro estratégico para el desarrollo del ecoturismo en la RD. La agencia ejecutora de ayuda externa de Japón, la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA), ha contratado un consorcio de PADECO Co., Ltd. y PACET Corp. para llevar a cabo el estudio llamado Estudio del Plan Estratégico Nacional para el Desarrollo del Ecoturismo en la República Dominicana (EPENDE). EPENDE comenzó en Junio del 2007 y continuará hasta Marzo del 2009.

Objetivos de EPENDE

La meta general de EPENDE es desarrollar el ecoturismo a nivel nacional mediante la integración y participación del sector público, el sector privado y las ONGs, de tal manera que contribuya a la diversificación del turismo, la protección de los recursos naturales, y la mejora de la calidad de vida de las comunidades. Los objetivos especí­ficos de EPENDE son:

* formular un plan maestro estratégico para el desarrollo del ecoturismo nacional, y
* fortalecer la capacidad humana e institucional de las organizaciones involucradas tales como SECTUR, SEMARENA, ONGs, Organizaciones basada en la comunidad (OBCs), y aquellos del sector privado

Estructura y Alcance de EPENDE

EPENDE esta dividido en dos fases. La primera fase consta de un análisis inicial de necesidades para el desarrollo de ecoturismo en la RD, además un análisis de ecoturismo a través de los cuatro componentes estratégicos: desarrollo de producto; mercadeo y promoción; participación comunitaria; y aspectos legal e institucional. Este análisis encabeza el desarrollo de las propuestas de planes de acción para: (i) la determinación del potencial del desarrollo de ecoturismo en regiones especí­ficas; (ii) la aplicación de un modelo de participación comunitaria; (iii) un marco adecuado para las caracterí­sticas legales e institucionales, y (iv) actividades de mercadeo y promoción.

La segunda fase de EPENDE consta de la implementación de los proyectos piloto de acuerdo con las directrices incluidas en las propuestas de planes de acción y la formulación de un plan maestro estratégico nacional para el desarrollo del ecoturismo, lo cual refleja los resultados de los proyectos piloto incluyendo las directrices, estrategias, y propuestas de los planes de acción.

Con respecto al objetivo de fortalecer la capacidad humana e institucional de las instituciones del sector público, las dos fases de EPENDE se están llevando a cabo con la cooperación y la colaboración directa de SECTUR y SEMARENA. Este aspecto hace que el Estudio sea el primero en su tipo en reunir a estas instituciones.

Actividades de EPENDE

* Encuestas de reconocimiento de campo
* Encuestas de tour operadores, negocios ecoturí­sticos, ONGs y residentes comunitarios
* Talleres Regionales Participativos (octubre 2007, febrero y septiembre 2008)
* Encuentros Nacionales (augusto 2007, marzo 2008 y febrero2009)
* Formulación de la propuestas de planes de acción
* Diseño, creación y implementación de los proyectos piloto (después de mayo 2008)
* Desarrollo de un plan maestro estratégico para el desarrollo del ecoturismo (febrero 2009)

Para obtener información acerca de la actividad más reciente de EPENDE, el Segundo Encuentro Nacional, que se celebró el 13 de marzo del 2008, favor visitar la pagina web Opinión Dominicana. Tomando nota de la importancia de las conclusiones de EPENDE hasta el final de su fase inicial, este evento reunió a una gran variedad de partes interesadas, incluyendo los funcionarios del sector público, representantes del sector privado y la sociedad civil, así­ como empresarios, inversionistas y lí­deres de la comunidad que están vinculados a este creciente sector de la economí­a.

Información sobre EPENDE, incluyendo los materiales presentados en los Encuentros Nacionales, se encuentran disponibles en el sitio web del proyecto: www.epende.com.do.

Para más información sobre EPENDE

Contactar a la Srta. April Colette a la dirección de correo-e: acolette {at} padeco.co(.)jp

LAS TERRENAS TRANSCULTURAL
José R. Bourget Tactuk, Fundación Mahatma Gandhi

Las Terrenas es una comunidad con profundas condiciones transculturales o transcultural se refiere a la presencia de diversas culturas y a sus relaciones entre sí­.

ConfusiónLas “condiciones transculturales” pueden ser buenas, pueden ser malas, pueden ser promisorias o pueden ser crí­ticas.

Las Terrenas, las condiciones transculturales traen de todo.

Los dominicanos son un grupo heterogéneo, vienen de todas partes del paí­s, algunos nacieron en Las Terrenas pero su mayorí­a nacieron en otras partes. Los hay pobres, ricos, clase media, educados, mal educados, profesionales, legos, ignorantes y hasta los hay pulidos, cultos y altamente civilizados. Los hay negros, morenos, hinchos, blancos, mulatos, rubios, ojos claros, pelo lacio y pelo de alambre. Los hay altos y chiquitos, gordos y flacos, con parásitos y sin parásitos, jóvenes y viejos. Y la máquina de parir dominicanos no se para, yo me atreverí­a a decir que de cada tres mujeres dominicanas dos estén preñadas. Claro esté, esa es una exageración. El hecho es, que cuando usted dice “dominicano,” se esté referiendo a un universo inmenso de personas, cada una de las cuales con caracterí­sticas similares a los demás, pero también con grandes diferencias entre sí­. Por eso, los dominicanos hacen diferencias entre los “de la loma,” y los del pueblo, entre los cibaeños y los samanés, entre los nagüeros y los sancheros y hasta a los que somos de la capital a veces nos llaman extranjeros.

Pareja MixtaPor su parte, los extranjeros que vienen a Las Terrenas son muy diversos entre sí­. Los así­ llamados “gringos” pueden ser franceses, italianos, españoles, suizos, alemanes, belgas, holandeses, yugoslavos, búlgaros, rusos, canadienses, argentinos, japoneses y de muchí­simas otras partes. Al ser tan diversos, estos “gringos” son difí­ciles de categorizar porque aún entre ellos mismos, siendo de una misma nacionalidad, pueden ser muy diferentes entre sí­.

Por ejemplo, hay franceses de Francia, hay otros que vinieron de Martinique, St. Barts, del Africa y de otras ex colonias francesas. Entre ellos hay muchos que se llevan muy bien entre sí­ mientras que he conocido algunos franceses que no quieren saber para nada de otros franceses. He escuchado a franceses decir que hay demasiado franceses racistas y clasistas, que hay muchos que son ladrones y engañosos, pero soy el primero en reconocer que he conocido a muchos franceses que son excelentes seres humanos, que se han integrado muy bien y que hacen grandes aportes a la comunidad.

Creo que lo mismo podrí­a decir de cada grupo nacional representado en nuestra comunidad. Los hay buenos y los hay malos, los hay sinceros y los hay pillos, los hay dignos y los hay indignos. Hay algunos que son verdaderos seres humanos y los hay otros que estén aquí­ abusándose entre ellos mismos, abusando dominicanos y abusando a todo el mundo. Y, en ese sentido, ¿no dirí­amos lo mismo de los dominicanos?

De hecho, las condiciones transculturales son tales que muchas personas entre todos los grupos representados, se llevan muy bien, se relacionan entre sí­ y han logrado establecer amistadas, matrimonios y sociedades comerciales sin grandes problemas. Hay otros que han tenido muchos problemas intentando hacer lo mismo y éstos son a veces los que más hablan y los que más critican lo que existe hoy en Las Terrenas.

Creo que en algún momento no muy lejano algo debe hacerse para que comprendamos mejor lo que esté ocurriendo en los aspectos transculturales. Algo como la búsqueda de una mayor comprensión y entendimiento. A veces, la mayorí­a de los conflictos se originan en francos y sinceros malentendidos, o en la presencia de ciertas expectativas irrazonables y hasta insensatas.

SonrisaCuando se unen las diferencias étnicas, nacionales, de color de piel, de posición económica y de condiciones sociales se crean condiciones potencialmente explosivas. La mejor manera de verlo es entre las relaciones entre dominicanos y haitianos, los que por razones históricas, socio-culturales y, francamente, a raí­z de mucho prejuicio y de mucha mala sangre, parecen no poder llevarse bien. Lo interesante de las condiciones transculturales en Las Terrenas es que así­ como muchos extranjeros (“gringos”) ven a los dominicanos de manera despectiva, como gente sin cultura y sin educación, así­ mismo muchos dominicanos ven a los haitianos, creando un cí­rculo explosivamente vicioso. Y así­ como algunos extranjeros se ven despectivamente entre sí­, así­ mismo algunos dominicanos no se relacionan entre sí­.

Lo que nos queda el desafí­o de la identidad cultural personal y las conexiones que podrí­an realizarse a través de los canales culturales (transculturas).

©2008 por José Bourget. Se concede permiso de reproducción con crédito de fuente.

    Fecha & Hora Dominicana (GTM -4)

    Friday, 24.11.2017 - 1:44:39

  • Etiquetas

    WP Cumulus Flash tag cloud by Roy Tanck and Luke Morton requires Flash Player 9 or better.