Enviar Artículo Enviar Artículo    Imprimir Artículo Imprimir Artículo    



Lic. Bolívar Troncoso Morales, Máster en Ecoturismo

La Biodiversidad está definida por el número elevado de especies de flora y fauna, y la diversidad de formas de vida existentes, fundamentalmente, en la región Neotropical (enmarcada entre los trópicos de América), a la cual pertenece Dominicana.

Los aspectos que la definen son el número de las diferentes especies que habitan una zona determinada, el grado de diferencia entre las especies (por formas, colores y comportamiento) y la complejidad de las interrelaciones entre individuos y poblaciones de diferentes especies.

De acuerdo a los estudios más recientes de flora y fauna de Dominicana, contamos con unas 5,600 especies de plantas vasculares, de las cuales el 36% son endémicas, o sea, existentes sólo en esta isla Española o de Santo Domingo;

la fauna de vertebrados cuenta con 254 especies de aves, 70 de peces, 60 de anfibios, 141 de reptiles y 33 de mamíferos, con elevados niveles de endemismo: 97% de los anfibios, 83% de reptiles y 17.5 de aves. Esto, sin contar con estudios sistemáticos a nivel nacional que de seguro aumentarían considerablemente el número de especies existentes, especialmente las endémicas y nativas.

Lo planteado anteriormente se fundamenta en las cifras comparativas entre zonas tropicales, subtropicales, templadas y frías, las que revelan una gran diferencia, con un número muy elevado de especies en los trópicos, destacándose el “Neotrópico”, con el mayor número entre las demás regiones tropicales del planeta (a este último pertenece Dominicana).

A lo enunciado se agrega el hecho de contar nuestra isla con la mayor diversidad biológica de las Antillas, sustentada esta verdad en la diversidad de zonas de vida existente, originadas básicamente por la altitud, ya que su topografía va desde los 45 metros bajo el mar (Isla Cabritos del Lago Enriquillo) hasta los 3087 msnm. (Pico Duarte de la Cordillera Central)

Además, según un informe preliminar de un consultor del “Fondo para el Medio Ambiente Mundial” (FMAM), la isla que compartimos con Haití, ocupa el tercer lugar Mundial en Biodiversidad insular.

En síntesis, Dominicana cuenta con las potencialidades biológicas necesarias para un excelente desarrollo del Ecoturismo, amén de las demás manifestaciones del Turismo Naturalista y el Cultural.

¿ Qué es Ecoturismo y cómo esta actividad oferta la Biodiversidad ?

Para tener una idea más amplia del término Ecoturismo, analizaremos las definiciones dadas por varios autores, inclusive de entidades Ecoturísticas:

1.- El Arquitecto Mexicano y funcionario de la UICN ; Héctor Caballos-Lascuráin, lo define como “La ejecución de un viajes a áreas naturales que están relativamente sin disturbar o contaminar, con el objetivo específico de estudiar, admirar y gozar el panorama junto con sus plantas y animales silvestres, y así mismo cualquier manifestación cultural (pasada y presente) que se encuentre en éstas áreas”.

El señor Caballos-Lascuráin, es considerado uno de los precursores de los estudios Ecoturísticos en América, con aportes valiosos, aunque considero que su definición le faltó la integración de las comunidades periféricas a las áreas silvestres, elemento esencial para un verdadero desarrollo sostenible del Ecoturismo.

2.- La especialista norteamericana en Ecoturismo y funcionaria de la WWF, Elizabeth Boo, en su libro “La Explosión del Ecoturismo”, lo define como “Turismo de la naturaleza, que promueve la conservación y los esfuerzos para un Desarrollo Sostenible”.

La Boo, inserta las palabras claves en la actividad Ecoturística, sostenibilidad y conservación, aunque su conceptualización es bastante lacónica, especialmente para el latino, muy dado a las especificaciones.

3.- La sociedad de Ecoturismo lo define como “El propósito de viajar a áreas naturales, entender la cultura y la historia natural del Medio Ambiente, tener cuidado de no alterar los ecosistemas y producir oportunidades económicas que hagan de la conservación de los Recursos Naturales un beneficio para los pobladores locales”.

Considero muy acertado el planteamiento conceptual de la sociedad de Ecoturismo y me identifico con él, porque aunque no plantean abiertamente la sostenibilidad como filosofía de desarrollo Ecoturístico, el mismo está implícito en la definición.

4.- El autor lo define como “El uso de áreas naturales por la actividad turística en forma sostenible, con la finalidad de disfrutar y conocer su cultura e historia natural, sobre la base de planes de manejo que minimicen los impactos en el Medio Ambiente, a través de modelos de capacidad de carga monitoreo periódico, integración de las comunidades locales y otras medidas que conserven y preserven dichas reservas para las generaciones presentes y futuras.

En vista de considerar el Ecoturismo como una actividad enmarcada en el desarrollo sostenible, vía por la cual nuestros países tropicales pueden contar con una alternativa de desarrollo donde haya una equitativa distribución de los ingresos, cito la definición que al respecto dan Jan Pron y Mahbubul Hag: “Un estilo de desarrollo que busca en cada región soluciones específicas aprobelmas concretos tomando en consideración el entorno natural y cultural, atendiendo a las necesidades inmediatas y a las de largo plazo. Se trata de encontrar los medios de armonizar el desarrollo socioeconómico con un manejo adecuado de los recursos naturales y el Medio Ambiente”.

Como la actividad Ecoturística está concebida en el Modelo Económico del desarrollo sostenible, la implementación de cualquier proyecto se enmarcará en una política de planificación y manejo de los recursos naturales, educación ambiental, conocimiento y aprendizaje de la naturaleza con su consecuente concienciación, integración de las comunidades locales al proceso de mercadeo de los recursos ecoturísticos, establecimiento de regulaciones, monitoreo periódico, planificación y diseño de senderos, zonificación para el ecoturismo, modelos de capacidad de carga, creación de la infraestructura de servicio y planta Ecoturística, entre otros factores que sustentan la sostenibilidad.

Existen varias formas de ofertar la biodiversidad como producto básico del turismo Ecológico o Ecoturismo. Se señalan a continuación las más importantes:

1.- La observación y explicación, a través de senderos, de las especie de flora y fauna presentes en el área visitada, estableciendo su historia natural, sus relaciones e interrelaciones, las zonas de vida donde se ubican y otros aspectos de interés.

2.- Ubicar y explicar las propiedades curativas de ciertas plantas, así como también de preparar y consumir dichas plantas medicinales.

3.- Señalar las plantas utilizadas en la confección de objetos artesanales, el tipo de materia prima, su procesamiento, los utensilios elaborados, sus usos y cualquier otra relación en ese sentido.

4.- Localizar las especies florísticas productoras de flores y frutos comestibles por los humanos y la fauna, estableciendo su dependencia.

5.- Conservar las diferentes tonalidades verde de la flora tropical de primavera eterna, con el fin terapéutico de descansar la vista y curar el estrés.

6.- Realizar proyectos de investigación sobre flora y fauna, en áreas de conservación, planificando y manejados con fines ecoturísticos, conocida dicha actividad como ecoturismo científico.

7.- Presentar al Ecoturística ya sea a través de la observación o de publicaciones, el aspecto folklórico de la flora y fauna. Ejemplo del papel que jugó la Alquitira o Tuna (Opuntia sp.) hasta mediados de este siglo para almidonar la ropa, especialmente en la Región Este del país, y de la asociación de la Lechuza (Tyto alba) a creencias mágico religiosas.

8.- Analizar la relación de coexistencia existente entre el bosque y la fauna.

9.- La observación de la fauna a través de senderos, humedales, lagos, lagunas, estanques, del buceo y otras formas. Esta se especializa en especies, familias o mista, como observar aves, mariposas, cocodrilos y caimanes, iguanas, quetzales o cualquier otra especie o forma.

10.- Contemplación del paisaje en sus múltiples formas, estructuras y accidentes topográficos.

11.- Toma fotográfica de las especies florísticas y faunísticas.

12.- Pintar paisajes o especies específicas de flora o fauna a través de la contemplación directa del paisaje y su entorno.

13.- Observar y explicar las características de la gran diversidad de flores y floración presentes en las zonas tropicales, destacando su variedad de colores.

14.- Conocer y observar las épocas de reproducción de las especies de fauna y su relación con las estaciones productoras de alimentos ricos en proteínas, las características de la anidación y muchos otros aspectos importantes de su historia natural.

15.- Observar el maravilloso y fascinante espectáculo acrobático de a Ballena Jorobada (Megaptera novaeangliae), de la familia cetáceos , lo mismo que sus sorprendentes canciones, en nuestros mares tropicales durante el proceso de reproducción (ballenato), específicamente desde finales de Diciembre a Marzo ( invierno del hemisferio norte), tanto en el Banco de la Plana del Océano Atlántico (Santuario de las Ballenas Jorobadas) como en la Bahía de Samaná de Dominicana.

16.- Penetrar las profundidades marinas tropicales a través del buceo deportivo, para observar y conocer las espectaculares formaciones coralinas, los multicolores peces, las praderas de plantas acuático-marina como las Algas, la Thalassia y su relación con el Manatí (Trichechus mantus) y las Tortugas Marinas, en fin, disfrutar la biodiversidad de los inconfundibles ecosistemas marino-tropical

17.- Recorrer en pequeñas embarcaciones los canales o esteros (senderos acuático-litorales) cubiertos por el interesante Mangle Rojo (Rhizophora mangle) con su enormes gambas, y entender la extraordinaria importancia de este ecosistema litoral-marino en la reproducción de especies acuáticas, mantenimiento de la cadena alimenticia, hábitat de aves migratorias y locales, protector de las playas contra corrientes marinas litorales área idela para el desarrollo de la acuacultura, entre otras tantas funciones que contribuyen al mantenimiento del equilibrio de la ecología marino-litoral.

Todas estas atracciones y muchas más, pueden ser ofertadas en nuestro país y cualquier otro de los tropicales, gracias a la diversidad biológica existente en nuestras geografía, especialmente en los Parques Nacionales y áreas equivalentes.

Dada la existencia de estos inmensurables recursos naturales, y el aumento en espiral de la demanda del turismo naturalista en todas sus manifestaciones, es perentoria la necesidad de planificar un verdadero desarrollo del ecoturismo sostenible en nuestros países.

CONSULTA BIBLIOGRAFICA

* Boo, Elizabeth. (1992). La Explosión del Ecoturismo, Planificación para el Manejo y Desarrollo, Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), serie de docuemtnos técnicos -P.A.S.H. #2, Washington, D.C., U.S.A.

* Centro de Investigaciones de Biología Marina (CIBIMA). (1983). Contribuciones CIBIMA, Colección Ciencia y Tecnología #15, Publicaciones de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, Vol. CCCXI, Sto. Dgo. Dominicana.

* Comisión Rectora del Santuario de las Ballenas Jorobadas del Banco de la Plata. (1994). Seminario Taller: “El Santuario de las Ballenas Jorobadas y los Mamíferos Marinos”, Sto. Dgo., Dominicana.

* Hawkins, Donald and Buse, Susan D. (1993). Ecotourism Society, North Bennington, Vermont. EE.UU.

* Hoppe, Jurgen. (1989). Los Parques Nacionales de República Dominicana, colección Barceló, Sto. Dgo., Dominicana.

* Now Forth, Martín. (199). Ecotourims Terminology and Definitions. Mimeografiado, University of Playmouth, EE.UU.

* Jardín Botánico Nacional Dr. Rafael M. Moscoso. Departamento de Botánica, Sto. Dgo., Dominicana.

* Valerio E. Carlos. (1991). La Diversidad Biológica de Costa Rica, editoriual Heliconia, Fundación Neotrópica, Costa Rica.


Enviar Artículo Enviar Artículo    Imprimir Artículo Imprimir Artículo    


Comments

Dejénos su Cometario

Usted debe estar registrado en para publicar un comentario.

    Fecha & Hora Dominicana (GTM -4)

    Tuesday, 26.09.2017 - 3:14:31

  • Etiquetas

    WP Cumulus Flash tag cloud by Roy Tanck and Luke Morton requires Flash Player 9 or better.